Cuando un plato de chairo sabe a manjar

Desarrollo de la Noticia
Chairo

De las dos ollas que llevaron los jóvenes oratorianos salieron 200 platos de chairo que sabían a manjar. Para muchos fue la cena esperada y, como dicen las madres que ven comer a sus hijos, termina más contento quien prepara el alimento que el que lo ha degustado.

El equipo comandado por Erik Mamani, encargado del Oratorio de la Universidad Salesiana de Bolivia junto a 18 voluntarios llegó el pasado sábado 4 de mayo hasta la Cancha Fígaro, donde se encontraban gran parte de los damnificados de Llojeta. De los voluntarios, siete miembros se dirigieron a la carpa de apoyo escolar con el material que habían llevado entre hojas, marcadores y lápices de color; los otros 11 se dedicaron a acomodar y seleccionar los víveres durante toda la tarde hasta que llegaron las primeras sombras.

Para entonces empezaron los preparativos para la cena. Los damnificados estaban empalagados con el plato de ají de fideo, de manera que “el chairito tenía un aroma exquisito”. Pronto se multiplicaron los platos para satisfacer a los comensales, que identificaron a los jóvenes por el chaleco que los identificaba como miembros de la Universidad Salesiana.

Un grupo coordinó con la Cruz Roja para ordenar los víveres, otro con los scouts para colocar bien las verduras y el tercero trabajó con el grupo católico Renovación Carismática en la preparación del alimento.

Junto con las sombras de la noche, el equipo del Oratorio retornó feliz porque el objetivo se había cumplido. El resto del grupo se había quedado en la Universidad porque debían seguir con las tareas junto a los niños que frecuentan sábado a sábado el Oratorio de Achachicala.

“Tengo que agradecer al Comandante de Defensa Civil que nos facilitó el acceso y el trabajo. Nos identificaron fácilmente por nuestros chalecos. Nos correspondió convocar a la reunión de los anticresistas, dejar ordenado el lugar y sentir en comunidad que no hay paga más grande que recibe el que da y no espera recompensa”, expresó Erik Mamani.

Hasta el 18 de este mes se espera entregar a gran parte de los damnificados las frazadas, víveres y cuanto se recolectó en la Universidad para que lleguen directo a manos de los necesitados, este aporte de los universitarios que, una vez más estuvieron en sintonía con la acción social en favor de los necesitados, la que es una de las fortalezas de la USB.

 

Compartir
Servicios - Portal
Categoría de Noticias