Da Silva: Es el tiempo de las redes sociales

Desarrollo de la Noticia
IUS encuentro

Genesio Zeferino da Silva, actual Rector del Centro Universitario Salesiano de Mina Gerais, Brasil habló de un presente desafiante y de un futuro que lo encontramos en forma sorprendente, en el Encuentro denominado Pastoral y Educación en línea, este 1 de septiembre, curso al que asisten 10 miembros de la Pastoral de la Universidad Salesiana de Bolivia.

“Tras la llegada de la pandemia tuvimos que adaptarnos a la nueva situación. El futuro llegó de sorpresa. No esperábamos que llegase de esta manera y nos encontró desprevenidos. Ninguno de nosotros sabía cómo reaccionar ante este nuevo presente, de manera que tuvimos que improvisar salidas. El problema central no es el Covid, sino las transformaciones que se producen en el mundo. Se aceleraron los procesos que nos llevan a nuevas realidades para las cuales no estamos preparados”, afirmó el disertante.

“Este nuevo estado de cosas afectó principalmente a la Pastoral, tuvimos que reinventarnos y aceleró el proceso de buscar la forma de llegar a los jóvenes y descubrimos que no estábamos preparados. Segundo, nos sentimos vulnerables, porque cuando no hay respuestas aumenta la desesperación, llega un tiempo de incertidumbre y de dudas que alteran nuestras seguridades. Es el tiempo de las nuevas comprensiones, el tiempo de las nuevas respuestas y también de un desafío en la pastoral. Hay un nuevo camino a recorrer”, destacó Da Silva.

El disertante se refirió a este tiempo de las preguntas fundamentales, al tiempo en el que los buscadores acuden al Internet, donde aparentemente todo tiene respuesta, porque en segundos encontramos miles de respuestas, pero, paradógicamente, es el tiempo de las no respuestas.

Es el tiempo del Internet con respuestas en fracciones de segundo más rápidas y accesibles. Muy distante de la larga travesía para dar respuestas estables en el ámbito pastoral

¿Cómo hacer pastoral en línea? se preguntó Da Silva, al advertir que son los tiempos del Internet donde las cifras son elocuentes, tal el caso de Brasil con 150 millones de internautas frecuentes, que representan el 71% de la población con un promedio de nueve horas por día, cifra superada sólo por Filipinas. “Y estas cifras crecen con la pandemia. La gente con la pandemia dedica más tiempo al Internet. No es solo para emergencias, sino para cuestiones superficiales. Este es un elemento que tiene que tomar en cuenta la pastoral; docentes y administrativos deben tomar en cuenta los educadores. Es cierto que este público es diferente en formación y educación, pero en este grupo también están los católicos

“Somos vulnerables, con carencia de respuestas profundas, en un mundo que nos obliga a aprender las tecnologías. Las universidades deben orientar sobre estos puntos de educar on line. Actuar con solvencia en una sociedad cambiante. Vivimos bombardeados con sobreinformación y no hay tiempo de discernir. Es tiempo de reconocer las preguntas fundamentales y como dice el Papa: Nunca responder a preguntas que ninguno se hace”, añadió, en una exposición precisa que mereció elogiosos comentarios vía plataforma.

Al recordar la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco, puntualizó la expresión ‘la Iglesia en salida, una Iglesia con las puertas abiertas. Salir hacia los demás para llegar a las periferias humanas no implica correr hacia el mundo sin rumbo y sin sentido. Nos corresponde realizar un trabajo espiritual para encontrar respuestas a las preguntas fundamentales. Nuestra pastoral debe estar centrada en las personas”, dijo.

Exhortó a los pastoralistas a reforzar los fundamentos teológicos, releer la catequesis y la teología. “La pastoral salesiana debe ayudar a encontrar la fe, tenemos una larga experiencia en la pastoral, basada en los principios de Don Bosco. Se debe pasar de admirador a seguidor de Jesús. Una de las principales novedades son las redes sociales y nos toca orientar por este medio. Comunicar no significa transmitir, hay algo más en el tema, es la educación. El mundo de las redes sociales es diferente. Esta es la oportunidad para reflejar los valores del Evangelio. Debemos testimoniar y anunciar en este presente en el tenemos que hablar de comunidades virtuales. Las redes sociales son un gran mosaico. En este mundo de cosas no olvidemos el carácter pedagógico de nuestras intervenciones”.

“Aprendiendo Internet tendremos mayores recursos. Este es un desafío que se convierte en una gran oportunidad pastoral para acompañar a los jóvenes. Hay que comprender este nuevo desafío y aprovechar este espacio para una acción pastoral concreta”, finalizó.

Noticias - Portal
Noticias - Carreras y Servicios
Categoría de Noticias