Rector: Compartir nuestra vida creyente en el campo universitario

Desarrollo de la Noticia
Padre Juan Pablo

El rótulo es Curso de Salesianidad; el medio: la plataforma Teams y el nombre propio Aguinaldo 2020: “Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo – Buenos cristianos y honrados ciudadanos”

“Estamos en un mundo en movimiento, que nos obliga a la sensibilidad con la creación porque el planeta está enfermo y hay que curarlo. El desafío es educar a los jóvenes con un fuerte sentido de ciudadanía fundamentado en los consejos evangélicos”, expresó el lunes 6 de julio el rector R.P Juan Pablo Zabala en el inicio de este curso de siete sesiones, que tiene el propósito de revitalizar el compromiso de docentes y administrativos, para profundizar la identidad del servicio que brinda la Universidad Salesiana de Bolivia.

Este curso se extenderá hasta el 17 de agosto, contará entre sus expositores al personal destacado de la sede y subsedes, además se conformaron grupos de reflexión, cuya tarea se evaluará semanalmente al inicio de cada exposición e individualmente a través de la plataforma.

Zabala recordó el primer encuentro que tuvo con la familia universitaria hace cuatro años, oportunidad a la que que asistieron los representantes de cada una de las subsedes, sirvió para recordar la necesidad de prepararse continuamente porque “el educador debe escuchar, discernir, acompañar, recordando el aguinaldo del pasado año, que reforzaba la expresión: la santidad es para todos”.

Apuntó que este aguinaldo va en concordancia con la misión de formar buenos cristianos y honrados ciudadanos, aspecto fortificado en el Encuentro de Cochabamba y ahora por las circunstancias, se tiene este encuentro en la distancia física y la cercanía de la comunicación.

Recordando a Bernardo Guarachi, un escalador que coronó todas las cumbres del mundo, invitó a los cerca de 160 participantes a través de la red que se debe mirar siempre la cumbre, porque se tiene al alcance de la mano una educación que mira el futuro. “En nuestra visión miramos el 2023 y recordamos que anotamos ser una Universidad referente y que forme profesionales competentes, para ello se han trazado unas líneas estratégicas”.

Precisó la necesidad de formar líderes. “Es necesario que los docentes y administrativos se cualifiquen en el servicio académico y administrativo a través de las tecnologías, porque todos somos educadores”.

“Se trata de compartir nuestra vida creyente en el campo universitario. Estamos viviendo un momento en el que se hace vital compartir nuestra experiencia con las subsedes, éste es un momento importante porque surgen nuevas ideas como por ejemplo conformar nuestro Consejo Pastoral a nivel nacional”, expresó el Rector.

Tomando el contexto en el que nos encontramos afirmó que “vivimos en una crisis sanitaria que afecta la educación en todos sus niveles; es en estas circunstancias donde debe salir nuestro compromiso vigilante. Los padres de familia confían en nosotros y no los defraudaremos. Somos seres del encuentro, de la reunión física para compartir y se hace difícil educar cuando no hay ese ambiente para educar en los valores. En estas circunstancias, debemos ampliar nuestro contexto educativo, hay otros medios para escuchar, discernir y acompañar, no se puede perder la esencia educadora que mira la formación integral, en esta realidad histórica que nos interpela. Es el tiempo para revitalizar nuestro compromiso”, precisó.

Al hacer una analogía con el rompecabezas de la vida educativa, precisó que uno se siente insignificante e impotente, porque los jóvenes interpelan en este momento y buscan el complemento. Es en este panorama que se hace necesario recuperar la confianza de que nuestra labor es importante y tener el arte de la simplicidad en la complejidad.

“Don Bosco no se quedó pasivo, como ahora nosotros se desesperaba por la lentitud de las instituciones, pero él se ponía en camino e iba al encuentro de las soluciones”, apuntó.

Al hacer un recorrido por la geografía humana recordó que cada una de las partes de nuestro cuerpo es un elemento educador. Los pies nos llevan a encontrarnos con el otro, las manos sirven para compartir y alegrar, es que necesitamos gente que renueve los ánimos. Los ojos deben ser clarividentes porque nos muestran el camino a seguir y mirar con cariño, así como en la mirada de Cristo encontramos el amor. La voz es el medio para ampliar el bien. La voz de Don Bosco era como el parlante de Dios para llevar la buena palabra de Cristo. La nariz sirve para olfatear, estar atento para corregir y acompañar.

“Terminada esta experiencia debemos sentirnos más comunidad La Virgen María nos ayudará a encontrar las soluciones en este rompecabezas de la vida presente y estará a nuestro lado en este camino de educadores misioneros”.

Noticias - Portal
Noticias - Carreras y Servicios
Categoría de Noticias