Violencia de género: Feminicidio

Desarrollo de la Noticia
Waskiri 2

La revista Waskiri, presenta el artículo de Guadalupe Chávez Fernández denominada: Femicidio o feminicidio: dos patrones culturales en torno a la violencia de género, desde el nacimiento del vocablo hace 42 años, la actual divergencia en torno al término femicidio o feminicidio y los casos en el país.

El presente artículo tiene por finalidad analizar estos dos conceptos de “femicidio” y “feminicidio” por tratarse de dos vocablos que conceptualizan experiencias sociales en torno a la violencia de género internacional y nacional.

Los conceptos legales sirven para nombrar a las injusticias, en consecuencia nos brindan las herramientas analíticas para poder llegar a un reconocimiento jurídico de los derechos de la mujer; este tipo de leyes revela que la violencia contra las mujeres ocupa un sitio prioritario, es decir que la problemática adquiere conciencia política.

Marco conceptual

La feminista Carol Orlock (1974) fue la primera escritora en hacer referencia al vocablo “feminicidio” en una antología que nunca fue publicada. Luego, la escritora Diana Russell utilizó este término por primera vez en 1976 cuando testificó ante el Tribunal Internacional de los Crímenes contra las mujeres.

En la actualidad existe un debate por el uso de los conceptos de “femicidio” y “feminicidio”.  En el libro “Feminicidio: una perspectiva global” (2006) se entiende por “femicidio” una voz homóloga a homicidio que solo significa el asesinato a mujeres, mientras que “feminicidio” es interpretado como el conjunto de formas de violencia contra la mujer que en ocasiones puede desembocar en su asesinato o suicidio.

Contexto Internacional

Desde sus inicios, Naciones Unidas (1945) reconoció a los derechos de la mujer, tal es así que el Articulo 1 de la Carta alienta a los países miembros a cooperar para el desarrollo del respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales sin hacer distinción de raza, sexo, idioma o religión.

En 1946 se crea la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, comisión orgánica del Consejo Económico y Social dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.

En Argentina (2015) se suscitó el hecho histórico con la consigna “Ni una menos” con un paro y movilización de mujeres contra la violencia machista exigiendo la creación de un refugio para las víctimas en la provincia de Tucumán, siendo principal motivo la violencia económica una de las formas más duras de sometimiento contra la mujer.

En lo que va del 2016, fueron 227 mujeres víctimas mortales en el país de violencia machista. Adolescentes, jóvenes y adultas fueron ultimadas por parejas, familiares o allegados de manera brutal. De todos esos femicidios y feminicidios, al menos cinco alcanzaron mayor resonancia pública, ocurrieron en Tucumán.

Contexto Nacional

En nuestro Estado plurinacional, donde existe diversidad cultural y nuestras costumbres están muy arraigadas en el sometimiento masculino ancestral, se ve muchas veces la total ignorancia de mujeres campesinas inclusive de mujeres de clase media  llevadas por la humillación siendo muchas veces causales de vacío en hogares donde existe el daño colateral víctimas de niños y niñas huérfanos a causa de los feminicidios.

Ni la clase alta se salva puesto que es donde más se ve el femicidio por contar fácilmente con los medios para dar muerte a las víctimas directamente.

Basándonos en nuestra ley existe la incorporación al Código Penal por la Ley No. 348 del 9 de marzo de 2013, Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia y en su Artículo 7 (Tipos de Violencia Contra las Mujeres), en su Numeral 2 nos muestra claramente que la violencia feminicida, es la acción de extrema violencia que viola el derecho fundamental a la vida y causa la muerte de la mujer por el hecho de serlo.  Se sancionará así con la pena de presidio de treinta (30) años sin derecho a indulto.

Muchas veces pese a que tenemos nuestra ley muy clara en su pena, vivimos día a día el incremento de femicidios y feminicidios, tal como constatan los diversos medios de comunicación; este último reconocido por nuestra normativa, pues debemos contemplar también el hecho de considerar al femicidio como un acto directo que si bien no está incorporado en nuestra norma es una causal más de muerte.

 

Compartir
Servicios - Portal
Carreras Portal