Niños de la carcel

Jornada inolvidable para los niños de padres sin libertad

Un ambiente diferente en un día especial. Los hijos e hijas de padres privados de libertad, llegaron a la Universidad Salesiana de Bolivia, la mañana de este jueves.

Los payasos (alumnos de la carrera de Parvularia) los esperaban en áreas especiales. De pronto con la llegada del bus que conducía a medio centenar de niños la música estalló con los mejores cánticos infantiles y empezó la fiesta.

Aldo prefirió quedarse como petrificado viendo el ambiente. Con apenas cuatro años, aunque parecía de menor edad, solo respondía con monosílabos, mientras Claudia, entró rápidamente en ambiente y se fue directamente a los globos.

Salvador Vega, Coordinador de la carrera de Parvularia, se hizo niño, se puso de cuclillas y fue parte del juego. Pronto todos estaban en la maraña de colores, rodeados de afecto y mirando más colores de los que habían visto en los días precedentes, porque cuando la alegría llega al alma, la vida parece cambiar de orientación hacia un cielo cada vez más celeste.

El Rector de la USB también llegó al patio de la Salesiana para tomar la altura de los visitantes y “hacerse niño entre los niños”.

Los alumnos y docentes de Parvularia tuvieron su jornada particular, excepcional para algunos, porque es difícil entender por qué algunos niños y niñas no pueden alcanzar la plenitud de la felicidad que merece un ser que ha venido al mundo para cumplir un plan de dicha.

A la hora de retorno, mientras los niños hundían el rostro en el vidrio del bus y respondían con las manos en alto, quedaron prisioneros de la tristeza los docentes y alumnos de la USB, dando gracias a Dios por lo que se tiene y postergando cualquier reclamo de lo que eventualmente se carece.

 

Related Post :

Comentarios